~

~

Conseguir Thigh Gap.

Establécete expectativas realistas. La dieta y el ejercicio no te darán ese espacio entre los muslos de la noche a la mañana, se necesita un cambio en tu estilo de vida a largo plazo, no es una solución rápida. Los resultados físicos podrían comenzar a notarse recién a las tres o cuatro semanas. Incluso para entonces, la genética de algunas chicas evita que logren tener un espacio entre los muslos, sin importar lo delgadas que estén.

Elimina la comida chatarra. Considera sacar los siguientes alimentos de tu dieta:
  • Grasas trans: estas grasas engañosas contribuyen a los problemas cardíacos y al colesterol alto, y además se encuentran en abundancia en la comida rápida, en los alimentos procesados (como las papas fritas), en las comidas fritas y en la manteca o margarina. Si no estás seguro si un alimento contiene grasas trans, revisa sus valores nutricionales.
  • Azúcar: el azúcar procesado contiene muchas calorías y muy poco valor nutricional. No utilices edulcorantes artificiales como la sucralosa, el aspartamo o la sacarina en tus bebidas, ya que estudios recientes han demostrado que existen algunos efectos secundarios posiblemente peligrosos en estos productos. Por ejemplo, algunos edulcorantes artificiales que se encuentran en las bebidas de dieta pueden aumentar el riesgo de un ataque al corazón.
Come mucha fibra. La fibra no sólo es buena para ti, como toma tiempo digerirla, ocupa más espacio en tu estómago haciendo que sientas menos hambre.Prueba los siguientes alimentos:
  • Frutas y vegetales: las opciones comunes incluyen apio, manzanas, espinaca, col, bayas, zanahorias, peras y naranjas (¡y muchas más!).
  • Granos enteros: opta por los granos integrales en lugar de los blancos, el pan de salvado, el arroz integral, las tortillas y la pasta de trigo.
  • Come nueces y frijoles. Prueba los frijoles negros, las almendras, los pistachos, las pecanas y las lentejas.
Incluye algunas kcal-negativas en tu dieta.Las “calorias negativas” son alimentos que supuestamente hacen que tu cuerpo queme más calorías para digerirlos que con las comidas normales. 

Realiza estiramientos en mariposa. Siéntate en el piso con tu espalda erguida y en posición vertical. Dobla tus rodillas hacia afuera y junta las plantas de tus pies. Lleva tus pies lo más cerca posible de tu pelvis sin forzarte e intenta bajar tus muslos para que estén paralelos al suelo. Mantente en esa posición de cinco a diez segundos.


Haz levantamientos de piernas de tipo Pilates. Acuéstate sobre tu lado izquierdo con la cabeza descansando en tu brazo izquierdo o apoyada en tu mano. Dobla la rodilla derecha y levántala sobre tu pierna derecha de modo que tu canilla derecha descanse en el suelo. Mantén tu pierna izquierda estirada mientras exhalas y la levantas unos cuantos centímetros, luego inhala mientras la bajas. Haz tres series de 10 repeticiones en cada lado.
  • Trata de mantener tu torso lo más recto e inmóvil posible mientras levantas las piernas.
  • Realiza movimientos lentos. Notarás que mientras más lentos sean tus movimientos, más trabajarán tus muslos.

Haz ejercicios para fortalecer la parte interna de tus muslos. Puedes hacer este ejercicio sentada frente a tu escritorio o hacer una versión más complicada de este en el suelo:
  • Ejercicio de presión estando sentada: siéntate derecho en tu silla con la espalda erguida y los abdominales contraídos. Coloca una toalla, almohada u otro objeto pequeño entre tus rodillas y apriétalo tan fuerte como puedas manteniendo la presión por unos cuantos segundos. Realiza 20 repeticiones.
  • Ejercicio tipo puente. Acuéstate sobre tu espalda con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo a la altura de las caderas. Coloca algo como una almohada, toalla u otro objeto suave entre tus rodillas. Levanta la pelvis hasta que te encuentres en la posición del puente (es decir, la línea que va desde la parte posterior de tus rodillas hasta tus hombros debe estar lo más recta posible) y aprieta dicho el objeto entre tus rodillas lo más fuerte que puedas. Haz 20 repeticiones antes de acostarte nuevamente en el piso.
Haz ejercicios aeróbicos. Debes tratar de hacer 30 minutos de ejercicios aeróbicos que vayan de moderado a intenso al menos 3 días a la semana. Estos ejercicios no sólo te mantendrán sano y te ayudarán a bajar de peso, sino que también tonificarán tus piernas en el proceso.
  • Correr, caminar rápidamente, subir escaleras, andar en bicicleta, nadar y bailar son actividades que te pueden ayudar a adelgazar tus piernas.Si te gusta ejercitarte, será más probable que lo hagas periódicamente.
Evita los ejercicios que te hagan ganar músculo en las piernas. Estos pueden ser sentadillas, zancadas, flexiones de piernas y elevación de pantorrillas, entre otros. SI bien estos ejercicios son estupendos para ganar músculo y tonificarlos, no adelgazarán tus piernas o te ayudar a lograr ese espacio entre los muslos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Penguin Doing Jump Ropes BackwardsPenguin Doing Jump Ropes Backwards Penguin Doing Jump Ropes Backwards Penguin Doing Jump Ropes Backwards